En septiembre de 2018, el club decidió inscribir en competición dos equipos infantiles, uno formado por jugadores de segundo año, y otro, al que se llamó Grupo Sureste Arona, formado por jugadores de primer año y alevines, esos chicos infantiles en su mayoría eran recién llegados y pensamos que en el caso de presentar un solo equipo tendrían muy pocos minutos dada la cantidad de jugadores en la categoría.

Como era de esperar el equipo inició la competición sufriendo marcadores en contra muy exagerados, como anécdota podemos decir que recomendamos a su entrenadora Agustina, que sacara el portero a jugar en ataque para conservar un poco más de tiempo el balón y que pudieran dar mas de los 3 o 4 pases que las defensas rivales les permitían antes de robar y correr hacia nuestra portería.

Para no extendernos demasiado, como datos de aquella participación, decir que el equipo terminó la competición en último lugar, habiendo ganado un solo partido de los 14 que disputó, con 97 goles a favor y 358 en contra, haciendo una media casi 7 goles por partido a favor y 26 en contra.

Ese partido que ganaron nos hizo mas ilusión que muchos campeonatos.

¿a que viene esto? viene a que algunos de los integrantes de ese equipo, seis años después tienen en su haber varios campeonatos juveniles, los nacidos en 2006 como Mario, Isma, Yeray o Sergio tienen cuatro, Raúl, Ankor y Adam que son del 2007 tienen 3, otros como Jiaxin, Dani o Theo ya han sido campeones también, por no mencionar logros individuales como ser máximos goleadores de las competiciones, MVP de fases finales, convocatorias con selecciones Canarias e incluso debutar en la primera división nacional con el Club Balonmano Tejina.

¿Porqué miramos hacia atrás? porque estamos convencidos que la constancia y no rendirse es la base para mejorar, trabajar con paciencia, los resultados si tienen que llegar, llegarán, y si no llegan tampoco es un drama, es un orgullo ver estos chicos que siempre se han comportado respetando al rival, a los árbitros, en resumen, honrando al deporte que practican, y ese es el mayor logro, se han hecho mayores y hemos tenido la fortuna de acompañarlos.

Quizás estas letras sólo sirvan para consumo propio, para seguir confiando en lo que hacemos y para que nuestros peques conozcan estas historias de sus predecesores, que alguna vez fueron peques y les «cosieron» a goles, pero siguieron, y hoy son unos campeones no solo de balonmano.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *